Tips

¿Por qué deberías usar protector solar en invierno?

Para muchísimas personas, la palabra invierno y protector solar no pueden ir juntas en una misma oración, estas personas solo relacionan las cremas de protección solar con hermosas playas y sensuales bronceados. Es momento de poner un alto a esta terrible idea: tanto si en tu país o región suele nevar como si cuentas con un clima, afortunadamente, más templado, tu piel necesita estar protegida todo el tiempo.

¿Por qué lo necesito?

El Dr Katz explica que el uso de protector solar sin importar la temporada en la cual te encuentres es de vital importancia: en la época de invierno y con la nevadas, la piel también puede sufrir graves quemaduras causadas por el reflejo de las luz del sol sobre el manto blanco de nieve.

¿Ya quedo claro que lo necesitas y por qué? ¡Bien! Ahora veamos que utilizar. El factor de protección solar que utilices ha de estar determinado por dos cosas: las horas que piensas estar bajo el sol y la resistencia de tu piel a las quemaduras.

Pero, ¿cómo determinas la resistencia de tu piel al sol? En líneas generales es bastante sencillo, puesto que las personas de pieles más oscuras o trigueñas tienen más resistencia al sol que las personas de piel muy clara.  Esto no significa que, bajo ningún concepto, no deban de aplicar protector solar ¡jamás! Lo que quiero decir es que el mismo protector cuidará durante más tiempo la piel de una persona oscura que la de una persona de piel muy clara.

De igual modo, debes tener presente que si necesitas estar expuesta al sol durante muchas horas, el Dr. Katz aconseja la renovación del producto sobre tu piel cada 3 o 4 horas para evitar momentos posteriores desagradables.  Para simplificar un poco el tema del factor de protección a utilizar, podríamos decir que un protector de factor 30 funciona para casi todos y nos da unas buenas horas de tranquilidad.

El Dr. Katz aconseja no confiar solamente en tu crema hidrante, aunque esta diga que contiene un factor de protección de 30, esto se debe a que dichas cremas (a menos que especifiquen lo contrario) solo protegen tu piel contra los rayos UVB y no contra los rayos UVA; y por último, hace mucho hincapié en no olvidarse de los labios y optar por comprar una barra o brillo labial que especifique contener algún factor de protección.

Estos consejos son fabulosos si quieres pasar un invierno agradable y activo, aprovechar las vacaciones, disfrutar con la familia y los amigos pero, por supuesto, todos protegidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *